viernes, 23 de octubre de 2009

Querido Andrés

Cuando inicié este blog, hace unas semanas, no tenía claro su contenido, quizás un cajón de sastre (o desastre), no muy homogéneo, con pequeñas cosas sin importancia que no nos salvan la vida, pero que nos hacen sonreir: un partido con los amigos, sus obligadas cervecitas posteriores, un viejo clásico del rock and roll, o la foto de esa chica que tenemos pegada en la taquilla y que siempre, siempre nos será fiel. Pero lo que tenía claro es que no sería un blog de actualidad, requiere mucho tiempo, constancia y dedicación. Sin embargo la actualidad nos ha golpeado con crudeza: Andrés Montes se ha ido.
-
Siempre he defendido que el baloncesto es un deporte con sonidos muy característicos: el bote del balón, el chirriar de las zapatillas sobre el parquet, la caricia de las cuerdas sobre la epidermis del balón cuando éste se eleva... y entra limpio:¡¡¡Magia!!! Como la voz de Andrés Montes, la Voz del Baloncesto.
-
El balón sigue en el aire, se inician nuevas historias, un nuevo "curso baloncestístico", comienza la Euroliga, 123 fichajes ACB, etc, etc, etc. Pero nada parece tener sentido, tengo la sensación de que se han clausurado los pabellones, han desertado las canastas, o ha muerto el balón.
-
¡COMO SE TE ECHA DE MENOS, QUERIDO ANDRÉS!

2 comentarios:

  1. Bonitas palabras, la verdad es que la sensación de pérdida es enorme...

    Como lo echaremos a faltar!!

    ResponderEliminar
  2. Bonitas de verdad Mo, de verdad que se me pone la piel de gallina con pensar que ya no está entre nosotros, no me lo termino de creer, el tiempo curará esta herida que nos ha dejado en nuestros corazones.

    ResponderEliminar