viernes, 4 de diciembre de 2009

Yo también era Fernando Martín

Era un sabado de diciembre de hace ya 20 años. La tragedia estaba muy presente todavía en nuestro corazón, el programa Informe Semanal ofrecía un amplio reportaje sobre la figura de Fernando, de fondo, sonaba el Knockin´On Heaven´s Door de Bob Dylan. Aquella noche coloqué una foto suya en mi habitación de adolescente, una foto que todavía sigue allí.

Porque, yo también era Fernando Martín, cuando jugabamos las tardes de verano hasta el anochecer, unos eran Epi, otros Andrés Jiménez, otros Nacho Solozabal, pero yo era Fernando Martín. Uno de los líderes de una generación de jugadores que tiró con fuerza de una recién nacida ACB, que situó a nuestra selección en un lugar privilegiado del universo baloncestístico, una generación que nos hizo amar este deporte con pasión desbordada, de tal manera, que giramos la cabeza en cualquier situación cuando creemos oir el bote de un balón; seguro que a vosotros también os pasa. Por todo ello... ¡GRACIAS!

En la distancia que da el paso del tiempo, los logros de aquella generación y de Fernando Martín en particular adquieren mayor relevancia y trascendencia, pues fueron el inicio de una época dorada para nuestro baloncesto: medallas, jugadores españoles NBA...el anillo de Gasol, etc. Sobre estos éxitos habreis leído estupendos artículos en periódicos, blogs y páginas web en estos últimos días, todos ellos magníficos (chapeau por el documental de TVE). Pero yo tengo un par de espinitas clavadas desde hace ya algunos años y, como este blog también se rige por el artículo nº 34 (" hago lo que quiero, cuando quiero y donde quiero") y porque el blog es mío, pues allá van:

El señor Fernando Martín fué el primer deportista que yo conocí absolutamente mediático: deportista, joven, guapo, rico y con un imán para las mujeres. Durante su vida y a medida que se iba agrandando su figura, fue objeto de persecución por parte de prensa no deportiva; sin embargo, con el bueno de Fernando, tonterias las justas. Recuerdo una noche, tras un partido y despues de pasar control antidopaje, un periodista le mete el micro y le pregunta "¿que Fernando, como ha ido el control"?, Fernando le responde "me parece que no es importante vamos, me parece que a la gente no le interesa si meo lento o meo rápido". Así era Fernando claro y directo, dentro y fuera de la pista.

El otro punto que quería señalar, es la incomprensión que sufrió Fernando Martín por parte de un sector de la prensa tras su marcha a la NBA. Sin ir mas lejos, el señor Jose María García comentó en su programa nocturno que Fernando había ido a la NBA "a calentar el banquillo". Podiamos pensar que está opinión, tan corta de miras, podía ser fruto de la desconfianza o incertidumbre por la magnitud de la aventura. Sin embargo este tipo de opiniones que cuestionan a los campeones todavía siguen existiendo, y como muestra un botón. ¿Razones?...las desconozco.

Pero, por encima de todo y de todos, Fernando Martín ha pasado a la historia del deporte como un mito, un rebelde inconformista, incansable y luchador, un tipo de jugador que no te engañaba, que lo daba todo y que agrandó su leyenda al morir joven y en la carretera, como una estrella del rock.

-

4 comentarios:

  1. Posiblemente Juan Mora sea el periodista peor cualificado para tratar las noticias relacionadas con el baloncesto. Lo mismo sabe mucho de petanca, pero de baloncesto anda cortito con sifón. No le eches más cuenta, no merece la pena.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, enhorabuena por el artículo y el fondo músical. Realmente emociona.En segundo lugar, sí, Fernando Martín es una leyenda del deporte español, aunque creo que salvo excepciones, sus últimos años de vida estuvo un poco hasta ahí del trato que se le daba, especialmente fuera del periodismo deportivo.
    Y en tercer lugar, como dice Pirrimarzon, este Juan Mora cree que sabe mucho de muchos edportes y resulta que no sabe de ninguno. En este país pasan esas cosas, somos desagradecidos por naturaleza. Ahora resulta que todo lo que han dado Pau, Calderón y Jiménez por España no cuenta. Garbajosa por ir de patriota se le acabó una carrera brillante en la NBA. Y el colmo es que nos comparen con el fútbol!!

    ResponderEliminar
  3. Sin que sirva de precedente te doy la razón. Fernando Martín junto a Epi, Jimyz, Corbalan, Sibilio, Solozabal, Villacampa, Rafa Jofresa, etc, son los responsables de que varias generaciones de adolescentes llenaran las canchas de baloncesto en los años 80.

    ¡Gracias a todos ellos!

    Un saludo

    Pd: Yo también me giro si oigo un balón de baloncesto.

    ;-)

    ResponderEliminar
  4. Interesante blog. si lo deseas pasate por el nuestro y podemos intercambiar links.
    Me encanta la estetica de tu blog

    un saludo!

    ResponderEliminar